Caleyando Silvia De Miguel, una de las últimas vecinas en llegar junto a su novio Steve. Foto: Marcos Vega.

Published on junio 11th, 2014 | by Redacción Las Cuencas

0

Les Llanes, intentado reiventarse

El Langreo rural del que es buen ejemplo el pueblo de Les Llanes se encuentra en estos momentos repensando tras la pérdida de la industria y el declive agrario. Lastrados por estas amenazas sus vecinos luchan en unión por mantener su vida tranquila y a tan sólo unos minutos de Sama, porque si algo tiene esta localidad es buenas comunicaciones gracias a su ubicación.

Max Álvarez

Estrenamos mes, y altas temperaturas en un pueblo soleado. Les Llanes son mundo rural y tradicional a tan sólo 5 minutos del centro de Sama pero a pesar de esos beneficios el pueblo se encuentra en lucha contra esa decadencia y abandono impuesto por la historia actual. Sus caleyas se recorren rápido, y a pesar de que están completamente hormigonadas, no hay rastro de niños.

Los pequeños vienen los fines de semana, para disfrutar del maravilloso paisaje que vislumbra gran parte del valle, de los columpios y de los toboganes que entre semana presentan una gran soledad. Un sentimiento que conocen los que viven en este lugar y añoran otras épocas “aunque antes el estado del pueblo era peor había más habitantes, hoy contamos bien las casas que hay, veinticuatro. Pero llevo 40 años aquí y no lo cambiaría por nada”, nos explica Adelina Fernández. Ella junto a José Luís Sánchez, su marido, conocen bien cómo es la vida el Les Llanes, aseguran que se respira tranquilidad y destacan que es un pueblo muy unido “tenemos una asociación de vecinos, con más de 100 socios, y hemos comprado una casa que estamos convirtiendo en centro social. Además hacemos varias fiestas a lo largo del año”, comenta Sánchez.

Estos festejos se celebran en una pequeña plazoleta, que durante el año sirve casi de parking improvisado, justo allí vive Pedro Cuesta, este vecino afirma que “lleva aquí unos 20 años y al principio no quería estar aquí, pero luego bajé unos años a vivir a un piso a Sama y eso no se puede, es muy distinto. Estás muy a gusto y la tranquilidad es inexplicable. Además si te aburres siempre puedes bajar o tienes algo que hacer”.

La huerta es uno de los entretenimientos que tienen los vecinos de Les Llanes, en muchos rincones, en el medio del pueblo, entre casa y casa, encontramos pequeñas plantaciones de patatas, fabas o tomates. Entre hortalizas encontramos a una de sus más recientes habitantes, se llama Silvia de Miguel, y es vasca pero desde hace unos meses decidió dar el salto de la gran ciudad al corazón de Las Cuencas junto a su novio, un inglés llamado Steve y que también la ayuda en las tareas de la huerta. Ellos tienen muy claro que les gustan los extremos “ya hemos vivido en Amsterdam, en Barcelona y otros lugares similares y queremos o eso, o esto”, comenta De Miguel, quien no duda decir que quiere encontrar “una casa con más terreno para poder tener gallinas, cabras o cerdos”. Y es que a pesar de su trabajo como diseñadora de páginas web y que la conexión de Internet deja mucho que desear, estos jóvenes se han visto seducidos por el encanto rural de Las Cuencas. Y aunque llevan poco tiempo en Les Llanes, esta pareja ya conoce los problemas “hay mucha casa abandonada o en ruinas y se deja hasta que cae o produce un colapso, pero como la gente no necesita dinero ni siquiera están a la venta, a nosotros por ejemplo no nos importaría si encontráramos una reformarla”.

Les Llanes tiene un único bar, pero en su interior el visitante descubre un auténtico museo del mechero, casi con 3.000 unidades en sus paredes. Su dueño, Roberto Mortera, dice que “por aquí pasa mucha gente porque también se llega a Santo Emiliano y hay personas que están de paso y suben a diario de La Joécara y otros sitios”. Por ello, estos vecinos quieren convertirse en el pueblo “afayaizu” de Langreo a la vez que exploran el camino para reinventarse porque tienen claro que los vestigios, ya forman parte del pasado.

Tags: , ,


About the Author

Periódico gratuito e independiente que lleva en su ADN los valles del Nalón y Caudal. Información comprometida con los ciudadanos que podrás encontrar, en papel, el primer viernes de cada mes en kioscos, panaderías, estancos, administraciones de lotería, gasolineras y autobuses. Sigue también la versión digital y las redes sociales de El Periódico de Las Cuencas.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Back to Top ↑